3 CONSECUENCIAS DE LOS EXCESOS DE TOMAR EL SOL

La piel es especialmente sensible a las radiaciones solares, descubre como repararla después de los abusos del verano.

Una exposición prolongada a las radiaciones solares puede ocasionar consecuencias negativas sobre la salud de tu piel. Tener en cuenta los peligros del sol y tomar las medidas adecuadas antes, durante y después de exponerte a los rayos UV es fundamental para proteger tu piel.

Generalmente, el rostro, el cuello y el escote son las partes del cuerpo más afectadas por los abusos de la exposición al sol, y por ello es importante que tras unas vacaciones de excesos tomando el sol se lleve a cabo un tratamiento específico para el cuidado y la reparación de la piel.

Repasamos las tres consecuencias más comunes de los excesos del sol

  1. Arrugas. La edad no es la única causa del envejecimiento cutáneo, y es que hay diferentes factores que pueden causar un envejecimiento prematuro de la piel. El exceso del sol puede favorecer la aparición de arrugas y por ello es importante mantener un cuidado y una protección adecuadas, no solo para prevenir el envejecimiento sino para que, en algunos casos, se pueda incluso llegar a conseguir un rejuvenecimiento de la piel.

 

  1. Acné.  Al contrario de las creencias populares, tomar el sol en exceso no mejora el estado de las pieles acneicas, es más, puede incluso llegar a empeorarlas. En muchos casos, debido a la híper pigmentación de la piel, una larga exposición al sol puede ocasionar una inflamación de la misma llegando incluso a provocar un brote de acné o un incremento de sus consecuencias.

 

  1. Manchas. Una de las principales causas de la hiperpigmentación es también la  exposición al sol. El sol genera melanina que actúa como filtro del de los rayos UV nocivos para que estos no incidan sobre la piel. No obstante, una exposición excesiva puede alterar este fenómeno ocasionando consecuencias adversas y provocando manchas sobre la piel.

 

En general, tomar el sol es un hábito necesario para cualquier persona y no tiene por qué resultar nocivo si se realiza con moderación y se toman las medidas adecuadas de protección solar, como mediante el uso de cremas solares. 

Sin embargo, una protección post vacacional es una medida más que necesaria para prevenir las posibles consecuencias nocivas del sol y tener una piel sana y sin imperfecciones. 

Equipo PBSerum | 09/08/2017

Déjenos un comentario

  • Nombre*

    Correo electrónico*

    Comentario*