¡Piel bronceada sin arrugas!

Luego de tantos días de verano y de haber conseguido ese look de bronceado perfecto, puede que nuestra piel se vea algo apagada, manchas en algunas partes de nuestro cuerpo, líneas finas de expresión o hasta arrugas.

Está totalmente comprobado que el envejecimiento prematuro de la piel se debe principalmente a la exposición solar. El envejecimiento cronológico de la piel no tiene remedio (es difícil luchar contra el tiempo), pero el fotoenvejecimiento acelera el proceso. 

La piel se compone de tres capas: la epidermis, la dermis y la hipodermis. En la dermis se encuentra el colágeno, la elastina y otras fibras que soportan la estructura de la piel. Lo que hay que tener en cuenta es que estos elementos son los que le dan a la piel un aspecto suave y juvenil, y son los mismos dañados por la radiación UV.

Los signos visibles de daño por fotoenvejecimiento incluyen la aparición de pecas, manchas, enrojecimiento y cambios de textura en forma de líneas profundas, que puede llevar a una piel de aspecto desigual y opaco. 

Todas estas señales de daños en nuestra piel ocasionados por el exceso de exposición solar deshidratan desmedidamente la piel, llevando a la aparición de arrugas y envejecimiento prematuro. 

Por lo tanto, ahora que ya probablemente tienes tu bronceado ideal, te damos algunos consejos para que tu piel se recupere de los daños por el sol y de esta manera evitar las arrugas y mostrar una piel iluminada y llena de vida. 

--Aplícate sérum y cremas hidratantes por las mañanas y por las noches. Los activos más eficaces son el ácido hialurónico y la vitamina A, por lo tanto te recomendamos nuestras líneas de productos PBSerum Hyaluronic y Equilibrium. 

--Lávate con agua fresca o fría, ya que esto contrae la piel y los tejidos y reactiva la circulación sanguínea, por lo que tu rostro tendrá un aspecto más terso y lozano si lo lavas cada mañana con agua fresca. 

--Una vez a la semana aplícate una mascarilla hidratante facial. Reduce las arrugas más profundas y deja la piel más flexible.

--Evita los productos con alcohol (tónicos, geles...) porque resecan la piel y favorecen las arrugas.

--Bebe al menos 1,5 litros de agua al día. Es importante mantener los niveles de hidratación de nuestro organismo altos para evitar arrugas.

PBSerum | 09/06/2019

Déjenos un comentario

  • Nombre*

    Correo electrónico*

    Comentario*