¡Protégete en verano!

Actualmente somos muy conscientes te todos los daños que ocasiona el sol a nuestra piel. No obstante, a pesar de conocer términos como SPF, todavía tenemos muchas dudas respecto a la protección solar.  ¿Cuán alta debe ser mi protección? ¿Cuánta cantidad de protector solar me aplico? ¿Cada cuánto tiempo?…etc.

Por esta razón, te haremos un breve resumen con los términos más importantes para que de esta manera puedes escoger el protector solar que más se adecúe a tu piel y necesidades.

  • SPF: el Factor de Protección Solar marca el tiempo durante el cual tu piel estará protegida. Es decir, un SPF 25 te permitirá exponerte al sol 25 veces más tiempo de lo que tardarías en quemarte si no llevaras ninguna protección.
  • UV: la radiación ultravioleta es una especie de luz visible de mayor energía. Se divide en dos tipos: A y B.
  • UVA: Son los rayos que penetran más profundamente en las capas de la piel, rompiendo la estructura celular, dañando el colágenos y la elastina de la dermis. Por lo tanto es causante de arrugas, pigmentación o incluso melanomas.
  • UVB: son los que afectan a las capas superficiales de la piel produciendo quemaduras solares y hasta cáncer.
  • Índice UV: mide la intensidad de radiación ultravioleta proveniente del sol en la superficie terrestre en una escala que comienza en 0. Se considera alto el índice UV cuando es mayor a 5.

¿Cuánta cantidad de protector solar debo aplicarme? ¿Cada cuánto tiempo?

A pesar de que cada piel es un mundo, en todos los casos hay que cubrir muy bien de protección solar nuestro cuerpo y dejarlo que absorba el producto al menos 15 minutos antes de exponernos al sol. En un adulto debemos aplicar aproximadamente 30ml de producto y repetir esta aplicación cada 2 horas. Además, es recomendable que liego de meternos al agua, al secarnos volver a aplicarnos el protector solar.

Recomendación de exposición al sol:

Evitar exponerse al sol entre las 11h y 15h, puesto que es cuando el índice de radiación solar es más alto. Es aconsejable durante estas horas estar bajo sombra o aplicarnos un factor de protección mayor y más a menudo.

Criterios según los tipos de piel:              

  • Pieles sensibles:

Primero que nada lo más recomendable es utilizar protectores solares sin perfumes añadidos y tener diferentes productos específicos para el cuerpo y para el cutis. Estas pieles suelen requerir factores de protección muy altos, mayores a SPF 30 y aplicarlo cada par de horas, especialmente luego de meterse al agua o cuando se expone al sol entre las 11h y 15h.

  • Pieles grasas:

Los protectores solares pueden tapar los poros y generar puntos negros, por lo que si tienes la piel grasa, intenta mantenerte alejada de fórmulas basadas en sustancias químicas. Procura utilizar protectores solares minerales. También, las  fórmulas reguladoras del sebo: Oil Free.

  • Pieles con tendencia a manchas:

Sustituye tus cremas con color por una crema solar con color de alta protección y SPF 50. También usa productos que contengan vitamina C.

Consejos para tomar el sol:

  • Después de realizarte cualquier tratamiento en la piel (como láser o peeling) espera al menos dos semanas antes de exponerte al sol.
  • No uses perfumes ni aceites si vas a exponerte al sol, puesto que producen inflamación en combinación con los rayos UV.
  • Utiliza productos con Vitamina C y también con ingredientes que hidraten mucho nuestra piel, como el ácido hialurónico.

Te recomendamos 2 productos ideales para cuidar y proteger tu piel durante la temporada de calor, vacaciones y mucho sol:

1.      PBSerum Hyaluronic:

El ácido hialurónico tiene la capacidad de absorber mil veces su peso en agua, por ello es capaz de hidratarse y reducir la pérdida de agua  y así evitar la deshidratación de la piel.

 

Entre sus propiedades y beneficios podemos destacar los siguientes:

 

--Hidrata y aporta elasticidad visiblemente en nuestra piel

--Rellena las arrugas y finas líneas de expresión

--​​Mantiene equilibrada la hidratación de nuestra piel

--Mejora la firmeza de la piel

--También tiene propiedades antiinflamatorias y regenerativas que estimulan la regeneración de las fibras de colágeno en el tejido dañado por el exceso de exposición al sol.

 2.      PBSerum Radiant:

Producto compuesto por un gran porcentaje de vitamina C. Esta vitamina es un gran aliado contra el envejecimiento prematuro, además nos aporta luminosidad, firmeza, elasticidad y unifica el tono de nuestra piel.

 

Recordemos que la vitamina C es un poderoso antioxidante, puesto que previene el daño en el ADN de las células que se exponen a la radiación solar y los radicales libres. Además, aumenta la síntesis de colágeno previniendo las arrugas, aumentando la luminosidad y unificando el tono de la piel. Asimismo, por su capacidad de transmitir melanina y colaborar con la distribución del pigmento, es perfecto para corregir y evitar las manchas.

 

Además, la línea de PBSerum Radiant, compuesta vitamina C, combinada con ácido kójico y enzima queratinasa, es perfecta para iluminar y unificar el tono de nuestra piel. Luego de los abusos de exposición del sol en verano, esta línea ayudará a eliminar manchas y  la piel apagada.

 

PBSerum | 06/07/2019

Déjenos un comentario

  • Nombre*

    Correo electrónico*

    Comentario*